En estos tiempos

Insistimos en darnos la palabra
hogar de todos y de nadie
buscando cobijo, compañía
en este tránsito de soledades

perseveramos tejiendo
guirnaldas de raíces y anhelos
para adornar la intemperie
que nos ha tocado en suerte

piel sobre piel,
las palabras reventarán sobre las rocas
como la espuma de las olas, incansable y unánime.
Confíate a ellas: tal vez su voz común horade la montaña.

¿Pero hasta dónde llega la sombra del engaño?
¿Hasta dónde la sed de esperanza?

Deja que tus manos desmientan la distancia
que media entre el verbo y su destino.

Mario Espinoza Pino

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: